El Gran Malentendido del Pánico

Rocío Lacasa, Psicóloga

Después de 15 años ayudando a cientos de personas a transformar el pánico en confianza, he llegado a una conclusión rotunda:

Los ataques de pánico NO son una "enfermedad" ni un "trastorno"

El problema es el siguiente:

Cuando la persona vive ese "estallido de pánico", no entiende lo que está pasando. Desconoce totalmente la razón de esas sensaciones tan intensas: corazón acelerado, sudores, temblores, palpitaciones, falta de aire, visión nublada, irrealidad, mareo, y lo peor de todo... miedo a morir y enloquecer.

Eso hace que les tenga cada vez más y más miedo.

Hasta que termina paralizada... creyendo que está "enferma" o "trastornada". Y entonces se pregunta si algo va mal en su cuerpo y en su cerebro. Algo médico que explique esa tortura de tensión constante sin razón justificada.

Pocas personas llegan a descubrir la realidad detrás de esa experiencia:

Los ataques de pánico son un...

Malentendido del Sistema Cuerpo<>Mente

Los malentendidos no se "tratan" ni se "curan"...

Los malentendidos se VEN y se COMPRENDEN.

Y una vez vistos y comprendidos, te puedo asegurar que la persona... 

¡Vuelve a ser la de antes!

(e incluso volverse más fuerte, porque ahora tiene una nueva comprensión poderosa que le acompaña siempre).

Antes de explicarte el verdadero origen del pánico, dime si te identificas con esta historia:

Mi especialidad en ansiedad empezó con mi hermano Íñigo.

Él vivió el mismo Malentendido de Ansiedad durante unos años. Todo comenzó con un ataque de pánico. Y tras esa experiencia aterradora, empezó a convivir con el famoso…

"miedo al MIEDO"

Un ataque de pánico puede suponer un antes y un después.

Mi hermano se quedó “traumatizado” tras esa experiencia. Nunca había llegado a ese nivel de miedo que parecía haber "roto sus límites". Esto era más que tener mucha ansiedad. Era una sensación impactante de pérdida total de control.

Había momentos donde sentía que "ya no había vuelta atrás" y que lo peor estaba a punto de llegar.

 A partir de esa experiencia de pánico, sintió cómo...

el MIEDO se había instalado en su vida

Y sentía que iba a ser imposible de "desinstalar".

Sentía un nudo ácido y ardiente en la boca del estómago, sensación de ahogo, de presión en el pecho, de inestabilidad… ¡y no desaparecían por mucho que intentara cosas!.

Había días buenos, en los que recuperaba la ilusión, pero pronto volvía a aparecer aquella “NIEBLA” angustiante.

Hubo momentos tan agotadores que llegó a pensar...

“sería mejor morirme y ya está” 

Estaba tan perdido en el miedo que fantaseaba con desaparecer del mundo, para poder descansar por fin. Ahora experimentaba la vida como una jungla oscura llena de peligros y amenazas.

Se sentía indefenso e incapaz. Casi siempre tenso, cansado y triste. Angustiado por estar acumulando miedos ilógicos. Sin conseguir salir del bucle a pesar de estar dándolo todo.

¿En quién se había convertido? ¿Podría volver a ser el de antes? ¿De dónde venía todo esto? ¿Estaría a punto de descubrir un diagnóstico dramático?

Cuando me pidió ayuda, su sufrimiento me impactó.

A partir de ahí, mi carrera profesional se centró en especializarme a fondo en la ansiedad y el estrés. Especializarme en lo que realmente funciona y en explorar por qué las técnicas convencionales no acaban de resolver el problema. Necesitábamos soluciones reales y definitivas. Incluso él mismo investigó a mi lado, devorando todo tipo de libros, cursos, terapias y conferencias.

Hay algo que poca gente sabe:

Millones de personas han sentido esta experiencia de pánico y ansiedad. Esta vivencia es lo que Íñigo y yo llamamos…

La experiencia UNIVERSAL del pánico

Este es el ciclo universal del pánico (que millones de personas como tú han vivido, y superado):

  1. SÍNTOMA: Empiezas notando algún síntoma que te hace sentir raro, con inestabilidad.
  2. PENSAMIENTOS: Comienzan los pensamientos de preocupación… de que algo no está yendo bien y que no hay vuelta atrás. 
  3. MÁS SINTOMAS: Comienza la espiral de sensaciones intensas. Empieza la descarga brusca de sensaciones. Como un alud de nieve. Cuanto más intentas controlar, más descontrol sientes.
  4. PÁNICO: La sensación de que te vas a morir, a perder el control, a desmayarte o a volverte loco te invade por unos segundos o minutos.
  5. AGOTAMIENTO: Es como un huracán que te deja sin fuerzas el resto del día.
  6. MIEDO AL MIEDO: se queda en ti un miedo subyacente a que vuelva esa experiencia... con la duda persistente de... ¿cuándo volverá a pasarme? ¿Sobreviviré esta vez?

Insisto: el pánico es una experiencia universal en el humano. He visto en mi consulta a cientos de personas pasando por lo mismo. Por eso te puedo asegurar que estás a salvo, aunque PAREZCA tan peligroso para tu cordura y salud.

Ahora, en la próxima página te voy a compartir:

  • Las 3 comprensiones liberadoras sobre los ataques de pánico
  • Por qué el pánico es como un truco de magia... y qué hacer para perderle miedo.
  • La mejor noticia que te puedo dar sobre la ansiedad.
  • Cuál es la mejor solución para eliminar por completo los ataques de pánico (sin estar en terapias eternas ni depender de fármacos)


Haz clic en el botón azul para seguir descubriendo:

Rocío Lacasa, Psicóloga