Seguir…

Parece que has preferido quedarte (por ahora) en tu mundo cómodo.

Tarde o temprano responderás a la llamada.

O no.

Igualmente, aquí estaremos.

O no.

Pero pase lo que pase, te deseamos lo mejor.

Hasta pronto.

– Rocío e Íñigo