Sal de la trampa de la alegría agorera

Mira, o uno suelta el pensamiento mágico, o está a merced de la loca la casa (también conocida como la mente.) 

Pensamientos mágicos tipo,

“Es mejor que me preocupe por si acaso, así me preparo”

“Si pienso esto es más probable que pase”

“Ponerme en lo peor me protege de que suceda”

Otro truco mental:

Cuando todo está bien, cuando uno está en calma, disfrutando de su vida, deja la alerta activa “por si acaso”. 

Con pensamientos tipo,

“Mejor que no me confíe”

“Tengo que estar preparado para lo que venga”

“Esto no puede ser bueno… algo debe de estar a punto de romper esta paz”

Enturbiando la dicha. 

Auto-prohibiéndose relajar. 

Manteniendo un ojito sospechoso mirando a los lados por si acaso. 

Eso significa que no ha comprendido a fondo cómo funcionan la mente y la realidad. 

Algunos hemos aprendido a castigarnos cuando estamos en calma. A pensar y por lo tanto sentir que estar presente, sin anticipar, sin controlar, es peligroso, tiene un precio alto. 

Después de la tempestad llega la calma. 

Para algunos, antes de la tempestad también. 

Sigue observando la mente, y captando lo que hay detrás del escenario. 

Para eso, te acompaño en nuestros sistemas. 

Un abrazo,

– Rocío

Entra en nuestros sistemas para conocer el método.