No tienes miedo

No *tienes* miedo.

A veces, presencias sensaciones que…

… aparecen…

… y desaparecen.

No son *tuyas*.


No las *tienes*.

Son experiencias universales que se manifiestan, momentáneamente.

Igual que tú no respiras.

La respiración sucede.

Intenta olvidarte de respirar, ya verás.

Cuando descubres que las sensaciones de miedo no son *nuestras*, de que NO *SOMOS* esas sensaciones, puedes empezar a soltar las ansias por dominarlas (ya que hacer eso nos distrae del presente).

Los pensamientos suceden.

No son *tus* pensamientos.

Igual que un día nublado no es *tuyo*

Ahora el cielo está nublado. Punto.

Ahora se percibe miedo. Punto.

Nunca intentarías disolver las nubes gritándole al cielo.

Sabes, en tu interior, que tarde o temprano saldrá el sol.

Descansa en ese conocimiento.

– Rocío