La razón científica por la que nuestros sistemas funcionan

Muchas personas se preguntan si nuestros sistemas van a ser específicos para su caso único.

Puesto que hay más de 400 diagnósticos en el Manual Diagnóstico Psiquiátrico oficial, esta pregunta tiene sentido. 

Pero lo que definen estos diagnósticos son, en su mayoría, distintas manifestaciones de lo mismo. 

Una inadecuada relación con los pensamientos y sensaciones (emociones serían mix de pensamientos y sensaciones). 

A uno le da por comer, a otro por no comer, a otro por pensar cosas raras, a otro por somatizar, a otro por crear fobias, a otro por todo lo anterior. 

La psicología actual, científicamente validada, apuesta por el tratamiento transdiagnóstico. 

Quiere decir que todos los “trastornos mentales” comparten más que diferir. 

A veces me llega alguien con 5 diagnósticos y yo trato de explicarle que sólo tiene uno: miedo masivo. 

Como se manifieste es casi siempre lo de menos. 

Estamos yendo al origen. 

A lo que hay debajo de la punta del iceberg. 

Más allá de los síntomas. 

Cierto es que en nuestro caso hemos diseñado uno más específico para las obsesiones y compulsiones y otro para el miedo a las interacciones sociales, para que se ajuste a través de ejemplos y casos, pero la base es idéntica. 

– Entrenar tu mente y tu cuerpo para cambiar tu experiencia. 

– Firmar la paz entre tu cerebros límbico, reptiliano y racional. 

– Soltar absolutismos ansiosos (que también aparecen en tantos otros supuestos diagnósticos como la depresión, los trastornos de la conducta alimentaria o los trastornos de personalidad). 

– Empezar a darte cuenta de malentendidos que te mantenían buscando la solución donde no estaba. 

En ocasiones, hay que acompañarlo de un tratamiento médico (con nuestros psiquiatras, si quieres) y un seguimiento personalizado (conmigo si quieres). En muchas otras ocasiones, no. 

Aquí nos tienes, para servir. 

Un abrazo,

– Rocío

Entra en nuestros sistemas para conocer el método.