Investigación encubierta sobre ansiedad confirma mis sospechas

La siguiente historia es real.

Mi hermano Íñigo es un curioso y tiene un hambre brutal por el conocimiento. Siempre estamos investigando sobre los medicamentos y la industria psiquiátrica para traerte la mejor información (no lo que dice cualquier web de conspiraciones… sino datos extraídos de experiencias directas).

Hace unos meses pidió consulta con dos psiquiatras haciéndose pasar por “paciente” con una serie de síntomas.

Llamó a la primera y le cogió el teléfono una señora mayor con voz ronca.

No había secretaria. La misma psiquiatra cogió el teléfono. Le dijo que podía pasarse a las cinco de esa tarde.

Cuando mi hermano llegó a la dirección, se dio cuenta de que era la casa privada de la médico, no una consulta. Le abrió la puerta una señora sombría. Le faltaban algunos dientes y toda la casa olía a tabaco.

Se sentaron en una habitación y le preguntó por qué había ido.

Mi hermano empezó a enumerar síntomas.

Me cuesta concentrarme. Me muerdo un poco las uñas. Me noto algo inquieto y no consigo estar horas sentado trabajando. Me gustaría probar un medicamento.

Tu lo que tienes es ansiedad, dijo la psiquiatra.

Mi hermano le aseguró que eso era cosa del pasado y que era muy leve y en ocasiones contadas.

“Te puedo recetar anti-depresivos si quieres. A la gente le va de perlas con ellos”

Venga, como si fuera un caramelo.

El caso es que Íñigo le dijo que no quería eso. Que quería probar otro medicamento para la concentración. Y le dijo la psiquiatra…

“bueno, yo te lo receto pero nunca lo he probado con nadie, ya me contarás… por cierto, ¿tienes un cigarro?”

Mi hermano salió de la casa alucinado, con su receta en mano. Cuando llego a nuestra oficina y me contó todo, nuestras sospechas se volvieron a confirmar.

Es verdad que algunos médicos están mal informados. En parte por culpa de la industria, que esconde hechos. En parte por su falta de pensamiento crítico. Incluso más de uno estará comprado.

También es verdad que otros médicos están muy al tanto de la verdad. Gracias a su criterio, su ética y su determinación para dar el mejor servicio a la persona que tienen delante.

Si estás tomando – o pensando en tomar – pastillas para la ansiedad, te recomiendo que leas mi informe gratuito llamado La Verdad Sobre Los Medicamentos “Anti” Ansiedad.

Reclama tu poder e infórmate.

Puedes descargarlo gratis en http://www.TodoSobreLaAnsiedad.com