La MAGIA del MIEDO

En esta página vamos a empezar a desvelar cómo funcionan los “trucos ocultos” de la ansiedad.

Empezamos con algo que muchas personas ignoran:

El MIEDO es como un TRUCO DE MAGIA.

PARECE LO QUE NO ES.

El cerebro te truca para “protegerte” - confundido - creando la ilusión de peligro.

Es decir, la ansiedad es una “ilusión psicológica” muy convincente.

(Que sea una “ilusión” no quiere decir que “no exista”. El miedo que sientes es real. Ilusión significa “que parece lo que NO es” o “que parece una cosa, pero es otra”).

Como ahora veremos, si realmente exploras tu mente, y echas un segundo vistazo…

La ansiedad se REVELA como algo totalmente diferente a lo que PARECÍA

Cuando contemplas el escenario de magia, lo que sea qué *pienses* que estás experimentando… en realidad NO estás experimentando eso que estás pensando, porque es una ilusión psicológica.

Lo mismo pasa con la ansiedad, por extraño que parezca. Así funciona el poder de la mente.

Esta es una de las revelaciones más transformadoras que mi hermano y yo hemos descubierto sobre el miedo:

Lo que sea que pienses que estás experimentando, en realidad NO es lo que estás experimentando.

“¡Pero Rocío, cómo te atreves a decir que mi ansiedad es como un truco de magia… lo mío es REAL... ¡yo estoy sufriendo!”

IMPORTANTE: No estoy discutiendo que no estés sufriendo. Ni que tus sensaciones no sean reales (lo son). Lo que afirmo es que, como mi hermano, estás cayendo en un profundo malentendido sobre la naturaleza de esas experiencias de ansiedad.

Imagina que viajamos al pasado, hasta la prehistoria. Y nos traemos al presente a un hombre llamado Tanok, alguien que no conoce los espectáculos de magia del mundo moderno. Es decir, Tanok desconoce por completo la naturaleza ilusoria de la magia. Lo que Tanok pensará que está viendo en el escenario, no es lo que estará experimentando en realidad.

Nuestro amigo Tanok

Llevamos a Tanok a ver el espectáculo, nos sentamos en primera fila y le damos unas palomitas.

El mago anuncia su primer truco: va a cortar a una mujer por la mitad. Pero, además, la mujer que va a ser “cortada por la mitad”... ¡será la mujer de Tanok!. O sea, el amor de su vida será parte del truco de magia.

El pobre Tanok, al ver a su mujer a punto de ser “asesinada”, empieza a sentir un PÁNICO y una IRA enormes hacia la situación, ¡porque piensa que su mujer está a punto de morir! Obviamente, Tanok, aterrado y lleno de coraje, se levanta de inmediato y sale corriendo hacia el escenario para intentar rescatar a su amada.

La ansiedad de Tanok es real. Su sufrimiento es real.

Pero Tanok...

¡está cayendo en un MALENTENDIDO fundamental sobre su experiencia!

De la misma manera, cuando alguien está sintiendo ansiedad está intentando solucionar una “NO situación” (situación ilusoria) como si fuera una situación real. Esa es, en gran medida, la razón por la que el miedo le bloquea.

Si tienes una rueda de coche desinflada, puedes llamar al mecánico.

Si tienes mala conexión de internet, puedes llamar a la compañía de teléfono.

Si tienes un inodoro averiado, puedes llamar al fontanero.

Esas situaciones se pueden solucionar.

Pero, aquí está lo que muchos ignoran:

En situaciones de ansiedad, no existe ninguna solución.

Cuando piensas cosas como…

“Y si me muero…”
“Y si me vuelvo loco...”
“Y si enfermo o me contagio…”
“Y si acabo en la calle mendigando…”
“Y si se ríen de mí o me agreden…”
“Y si me quedo en la cama inválido…”
“Y si mi pareja y mis amigos me abandonan…”
“Y si provoco una desgracia…”
“Y si el avión se estrella…”

no estás experimentando esas cosas sucediendo, aunque PAREZCA que sí. Sólo las estás pensando.

En el momento de pensar “y si el avión se estrella” … no estás experimentando un avión estrellándose.

En el momento que piensas “y si acabo mendigando en la calle” … no estás en la calle mendigando.

Por mucho que pueda parecerlo...

¡esas cosas NO tienen solución!

Por definición, el hecho de estar pensando eso significa que NO lo estás experimentando.

No puedes solucionar algo que no está pasando.

“¡Ya, ya, Rocío… y qué pasa cuando estoy en la situación… por ejemplo cuando estoy en el avión o en frente del perro y siento pánico”

Exactamente lo mismo.

No estás experimentando un avión estrellándose o tu propia muerte por el ataque de perro. Sólo lo estás pensando, creyendo que "está pasando" cuando en realidad no lo está, aunque así lo PAREZCA.

Contempla esto:

Si te estuvieras cayendo por un barranco… nunca pensarías “Y si me caigo por el barranco”.

Si el avión realmente se estuviera estrellando… nunca pensarías “Y si el avión se estrella”.

Si estuvieras teniendo un accidente de coche… nunca pensarías “Y si tengo un accidente de coche”.

Si estuvieras encerrado en un hospital psiquiátrico… nunca pensarías “Y si me encierran en un hospital psiquiátrico”.

La realidad es que el 99% de las situaciones en las que sientes ansiedad… en realidad estás perfectamente a salvo, por muy intenso que sea el momento experimentado.

Ninguno de los “Y SI…” está sucediendo.

“¡Vale, Rocío… pero PODRÍA suceder… y por eso siento este MIEDO!”

Sí… podría suceder… pero eso NO es lo que estás sintiendo.

No estás sintiendo lo que temes que suceda. Estás experimentando el pensamiento de “Y SI sucede…”, no la situación sucediendo.

Toma nota de esto:

El hecho de que lo pienses significa que no está pasando.

En la próxima página mi hermano te va a enseñar cómo puedes REVELAR más a fondo el truco de magia para que deje de despertar tu miedo. Pero antes fíjate en este otro ejemplo:

Imagina que estamos juntos viendo una película y empieza una escena de un tiroteo con pistolas y metralletas. Y entonces yo rápidamente doy un salto y me escondo detrás del sofá, preparándome para disparar.

Y tú me dices:

"Rocío, tranquila eh, ¡sólo es una película!"

Y yo te contesto:

Sé que es una película, ¡¡¡ pero podría pasar !!!, y por eso siento MIEDO.

Obviamente claro que podría pasar, quién sabe si podrías encontrarte con un tiroteo en la calle. Eso es verdad. Podría pasar.

Pero NO estás experimentando un tiroteo ahora.

Nada de lo pensado está siendo experimentado en el momento de pensarlo.

Cuando entiendes eso de verdad, dejas de sentir ansiedad. Si reconoces que todo nuestro pensar se centra en intentar solucionar “situaciones imaginadas” como si fueran “situaciones sucediendo”, verás que no tienen solución porque no existen en el ahora.

Caemos en el truco psicológico de CREER que necesitamos solucionar la situación. Pero esa situación no existe, porque no está pasando.

Es como si, en ese momento de ansiedad, estuvieras dormido en un sueño donde te persigue un asesino con una pistola. Y tú, dormido, intentas correr más y más rápido para esconderte. Pero, por mucho que intentes huir de esa situación o matar al asesino, no puedes solucionarla, ¡porque no está pasando en realidad! Por eso no hay solución. Porque…

¡No hay ningún asesino persiguiéndote!

En el sueño, estás sintiendo MIEDO y tu cuerpo reacciona a ese miedo de forma REAL... porque crees que está pasando (dado que estás completamente dormido).

Lo mismo pasa con los pensamientos.

Cuando sientes miedo, estás completamente “dormido” en el pensar (por mucho que creas que estás “despierto”). Porque si estuvieras despierto, podrías comprobar fácilmente cómo no hay ningún asesino persiguiéndote.

Estás intentando solucionar una “NO situación” como si fuera una situación. 

No puedes “solucionar” un pensamiento.

Por lo tanto, aquí está la CLAVE que pocos llegan a descubrir:

El hecho de intentar solucionar ese pensamiento es lo que te mantiene en el BUCLE angustiante de rumiación mental.

¡Estás huyendo de un “asesino” que no existe en realidad!

Estás intentando rescatar a una mujer que no está siendo “cortada” por la mitad.

Estás intentando huir de un “tiroteo” que no está pasando.

Esta es la TRAMPA del “ingeniero ansioso” que busca “herramientas” para solucionar el problema de ansiedad. Cuantas más herramientas busca e intenta, más REFUERZA la ilusión psicológica.

Busca nuevas “pistolas” para matar al “asesino”.

Busca la mejor manera de “rescatar” a su mujer de la guillotina.

Busca formas de “correr” más rápido para huir del tiroteo.

El problema es que no está habiendo ningún asesino, ningún tiroteo o ninguna mujer a punto de ser cortada.

En el momento que lo piensas, NO lo estás experimentando.

Ninguno de esos pensamientos está sucediendo mientras sientes miedo.

Ya, Rocío, pero podría pasar.

Ya, podría pasar, pero no está pasando.

El hecho de que lo pienses significa que no está pasando.

Y, lo peor de todo...

El hecho de intentar solucionarlo, está reforzando el truco de la ansiedad.

La única manera de asustarte es “dormirte” en el pensamiento y creer que el peligro "está pasando".

Cuanto más dormido estás, más te asusta “el asesino”, “el tiroteo” o la mujer a punto de ser “cortada”.

Cuando mi hermano vivía todo esto, él sabía que el miedo en realidad era "irracional".

¡Pero lo SENTÍA igual de fuerte!

Entendía racionalmente el problema, pero seguía notando el mismo miedo.

Seguía asustado porque estaba cayendo en esta serie de TRUCOS OCULTOS que no conseguía desvelar.

Nuestro sistema cuerpo<>mente, al caer en esta ilusión, despliega sus mejores mecanismos de supervivencia para que nos sintamos impresionados y no "bajemos la guardia".

Son los mismos trucos que usa un soldado cuando está en la batalla, con sus cinco sentidos agudizados y preparado para huir o atacar. Nuestro sistema cuerpo<>mente está en ese mismo estado de alerta. Anticipando todo lo que “podría” pasar.

Te aseguro lo siguiente:



Cuando un mago profesional te lleva detrás del escenario... y te explica el funcionamiento del truco, paso a paso, sucede algo más mágico aún:


¡El truco te deja de impresionar!


Los magos conocen a fondo cómo funcionan nuestros procesos cerebrales de atención y percepción. Y, sobre todo, conocen los secretos para TRUCARLOS y así conseguir asombrarnos, asustarnos y captar toda nuestra atención.



Entonces los magos idean técnicas que aprovechan esta «ilusión psicológica» para conseguir que sientas que "hay algo" donde NO LO HAY.

Cuando te hacen un truco de magia, sabes que es un juego que engaña momentáneamente la percepción.

El truco PARECE lo que NO ES.




Tú puedes presenciar desde tu asiento al mago en el escenario a punto de cortar a la mujer por la mitad... y aunque te pueda emocionar ligeramente... ya que tu cerebro lo codifica como un supuesto “peligro” …

 en la parte trasera de tu mente SABES que es un truco, y por eso no te preocupas de verdad (incluso disfrutas de la adrenalina, sabiendo que sólo es un pensamiento que no está pasando en realidad). 

Aunque te emocione ver el truco, en tus entrañas y corazón sientes una seguridad de fondo porque sabes que la mujer del truco está totalmente separada por un espacio escondido, aunque no lo puedas ver.

La ansiedad PARECE muy peligrosa y SIENTES que estás amenazado, porque tu sistema cuerpo<>mente truca tu percepción y lleva ahí toda tu atención, manteniéndote en un “miedo ilusorio”. Por eso mi hermano y yo lo llamamos "El Gran Malentendido de la Ansiedad”.

Las ilusiones no se “curan” o se “tratan”.

Las ilusiones se VEN y se DESVELAN.

Por eso, lo único que necesitas es aprender a…

DESVELAR los trucos invisibles del miedo, para que dejen de impresionarte.



Ahora, una vez estamos "detrás del escenario”, donde uno va desvelando los trucos de la mente, quiero mostrarte por qué uno puede seguir asustándose.


Tras haber empezado a explorar el mecanismo detrás de la ansiedad, vamos a ver cómo podemos INVERTIR las reacciones de miedo y ansiedad por reacciones de calma y confianza.


Muchas personas buscan desesperadamente la “técnica” o el “botón” para que el miedo se "desactive". Y al no conseguir encontrarla, se frustran y desesperan, creyendo que no pueden cambiar cómo se sienten.

Buscan y prueban estrategias con aspecto de solución que al final REFUERZAN la ilusión.

Llegan a un punto en el que piensan que sólo les queda acostumbrarse a vivir así, en un estado de tensión casi constante, perdiendo poco a poco facultades físicas y mentales.



Nosotros, después de AÑOS de búsqueda intensa, descubrimos algo nuevo que incluso muchos psicólogos ignoran.

Todos esos fracasos suceden porque la persona desconoce que…

El TRUCO de ansiedad tiene 5 PARTES clave.

El problema es que la mayoría de los enfoques que nosotros probamos al principio, sólo conocían UNA parte del truco, y por eso esos enfoques no terminaban de funcionar (o funcionan como un parche a corto plazo). 



Al desconocer las 5 PARTES del truco de ansiedad, la FALSA ALARMA sigue encendiéndose ante lo que en realidad es SEGURO, porque no está pasando.

Ese miedo sigue estando porque todavía hay puntos ciegos (y por eso el truco de magia sigue impresionando).

Existen 5 PARTES del TRUCO que necesitas reconocer para desvelar por completo la ansiedad... y así automáticamente el miedo crónico empieza a desaparecer, de forma natural, para siempre.


Las 2 primeras comprensiones seguramente las hayas escuchado, e incluso probado sin éxito. Las otras 3 son casi desconocidas hoy en día.

El caso es que, si sólo comprendes una parte del truco, podrías estar ignorando ciertas verdades sobre tu sistema cuerpo<>mente, y eso suele generar recaídas... creando una seguridad a corto plazo (a nosotros nos pasó esto durante años... te lo digo desde la experiencia conociendo a cientos de personas que han superado la ansiedad).


Nosotros vivimos recaídas intensas, perdiendo la esperanza por momentos. Pero nuestro deseo de mejorar y descubrir la verdad nos llevó a conocer el truco completo. Ahí es cuando por fin el sistema volvió a su estado natural, y mi hermano pudo volver a llevar una vida normal.

Ahora te presento una oportunidad

En la próxima página mi hermano te va a explicar cómo puedes descubrir las 5 partes del truco de ansiedad (no tienes que comprar nada. Ni usar tu tarjeta de crédito).

Haz clic en el botón azul para seguir: