El interés tiene pies

Mensaje privado por Instagram.

“Hola Rocío, cómo estás, te cuento que mi marido tiene TOC (…..cuenta historia…..), y quiero saber si puedes ayudarle…”. 

Domingo por la mañana. 

Me dio por contestar, cosa que no siempre hago si me contactan por Instagram. 

No es casual y ahora te explico por qué. 

El caso es que le digo que sí, le doy el enlace a la web y le digo que ahí tiene toda la información. Que mire el programa para el TOC.

Me responde, con unas 7 preguntas, que ya vienen contestadas en la web. 

Se lo podría haber dicho, pero es domingo y estoy en otra cosa. 

Mañana siguiente. 

“Ya veo que no tiene interés en ayudar. Gracias.”

A ver. Empatizo con ella, con su situación, su desesperación. Es mi día a día. 

Pero lo siento, conmigo eso no funciona. 

Entiendo que será una estrategia de manipulación aprendida, sin más intención que recibir una respuesta, y que le funcionará en otros ámbitos de su vida para conseguir atención. 

No me hace sentir nada, ni rabia, ni culpa, ni frustración. 

Porque tengo muy claro cuánto, cuándo, cómo, por qué y para qué quiero ayudar. 

Considero que si hay alguien con falta de interés es ella. 

¿Sabes?

En nuestra web hay todo un proceso pensado para que los sistemas, y ciertos escritos relevantes, no estén en primera página… a la vista… a un click de compra…

Para nosotros sería más rentable ponerlo fácil, sabiendo que MUCHOS comprarían desde un impulso irracional.

Pero queremos llegar a quien quiera llegar.

Concentrar y priorizar nuestras energías en aquellos que deseen tomar responsabilidad. 

Sabemos que en el camino hay obstáculos, resistencias y trucos, que llevan a la persona a usar ciertos juegos de este tipo. 

Ahí estaremos para ayudarles a verlo, con cariño y comprensión. 

Si estás aquí, felicidades. 

Estás aquí porque quieres y te has trabajado estar aquí. 

Un abrazo,

– Rocío

Entra en nuestros sistemas para conocer el método.