Por qué dejo la terapia

Iñigo nos habló ayer de la importancia de conectar con nuestro Guía Interno. Para evitar caer en “dependencias debilitantes” y así potenciar tu auténtica libertad.

Desde esta perspectiva, te cuento que yo también comencé a detectar un patrón:

En la terapia individual repito una y otra vez las mismas herramientas. Formulo y respondo las mismas preguntas. Enseño los mismos procesos.

Cada persona llega a sesión con distintos escenarios.

Pero sobretodo llega con semejantes – o idénticos – malentendidos, puntos ciegos y mecanismos cuerpo<>mente.

Sinceramente, me he cansado de repetirme.

No me malinterpretes, me encanta poder apoyar y acompañar a personas que depositan su confianza en mí.

Pero fue surgiendo la pregunta…

… ¿y si están depositando demasiada confianza, manteniendo la inseguridad hacia sus propios recursos y respuestas?

¿Y si están deshonrando a su Guía Interno?

Muchos me dicen, “estaba deseando contarte esto para que me dijeras qué hacer” o “quiero que me ayudes a aclararme”, “Rocío, ¡te necesito!” o lo que es peor… “¡gracias, me salvas la vida!”.

No son frases inocentes e inocuas.

Son pequeñas semillas que siembran la duda interna.

Para el ego del terapeuta es fantástico (y eso es un peligro).

Los terapeutas con un mínimo de agudeza y ética, evitan alimentar esta dependencia.

A ver, las sesiones individuales tienen efectos terapéuticos extraordinarios, si están bien enfocadas y si hay conexión entre terapeuta y cliente. Se puede formar un vínculo sano y desapegado que genera cambios profundos.

Pero tuvimos una revelación.

Íñigo y yo queríamos una fórmula para impactar y transmitir valor a un mayor número de personas, con el objetivo de que siguieran optimizando su paz y seguridad. Con el objetivo de seguir acompañándoles de manera estratégica en su camino de transformación.

Alineados con esta visión, hemos encontrado algo mucho más poderoso que la terapia individual. Algo que parte de los Sistemas y que los impulsa al siguiente nivel:

Una comunidad consciente liderada por nosotros, nuestros mentores y otros Navegantes N.E.O.

Un entorno influyente donde – directa e indirectamente – se fortalecen las creencias e identidades con las que viven los Navegantes exitosos (debilitando así las del Absolutismo Ansioso).

Por eso comenzamos esta nueva aventura hacia un viaje de profundización.

Nos encantaría que te unieras.

Nuestra misión se está haciendo más grande.

Y queremos tenerte con nosotros.

Cuando empezamos a comprobar el impacto que tiene nuestra metodología, quisimos llegar a más personas que desean un cambio honesto. Por eso, a partir de ahora nos vamos a especializar en otro tipo de trabajo. Sólo voy a trabajar con personas a nivel individual en el contexto de este nuevo grupo (Como En Casa). Es decir, con personas que quieran compartir su experiencia, aprendizajes y obstáculos con otros navegantes que están en el mismo camino.

Hemos preparado un nuevo formato, con acceso directo a nosotros, en un entorno en el que otros puedan beneficiarse de nuestras respuestas.

Iñigo y yo vamos a centrar nuestro tiempo, energía y recursos en un grupo pequeño de personas que nos apoyen para crecer la Misión (y así nosotros poder apoyarles de forma más personal y directa).

Mañana Iñigo te desvelará los “beneficios exponenciales” que te aporta conectarte y colaborar con otros buscadores, psiconautas y mentores como tú.

Estamos publicando todos los emails en la web. También hemos abierto la opción de hacernos preguntas sobre la comunidad<>curso y comentarnos tu experiencia con el lanzamiento.

¡Pásate a saludarnos!

Para ver los emails previos, hacernos preguntas y revisar toda la información de Como En Casa, puedes entrar aquí:

https://www.hermanoslacasa.com/casa

Un abrazo,

Rocío

PD: Si estás en terapia conmigo, o pensabas empezarla, te comento algo importante: Cerraré la consulta en cuanto haya un número mínimo de miembros en Como En Casa. No sé cuando, no puedo decir fechas. ¡Lo hablamos si quieres!