Alucinando se vive mejor

Estoy leyendo con mis hijas sobre el espacio y los planetas y alucino.

Una quemadura que me hice friendo un huevo se ha ido curando sola, y alucino.

Ayer me encontré en la playa a una cliente que no conocía en persona y alucino.

Me pica un mosquito extrayéndome la proteína que necesita para madurar sus huevos y alucino.

Vuelvo al mismo lugar, recuerdo miedos que superé, y alucino.

Empiezo un libro llamado El Cerebro Idiota y alucino.

Estoy viva y alucino.

¿Te apuntas conmigo a valorar lo divino en lo cotidiano?

¿Te apuntas a mirar más allá de lo obvio?

Un abrazo,

Rocío

ADEMÁS: cuando elijas aventurarte, podemos ayudarte a través de nuestros…

-> SISTEMAS DE TRANSFORMACIÓN: Descubre tu mente con uno de nuestros métodos paso-a-paso para transformar la tensión, confusión y miedo en Calma, Claridad y Confianza (haciendo clic aquí llegas a ellos)